Vivir

El futuro DNI digital tendrá uno de los esquemas de identificación más avanzados

Pino Caballero afirma que el documento, listo para 2004, permitirá renovar el pasaporte, matricularse en la Universidad o pagar impuestos a través de la red, y advierte del aumento de los ataques a sistemas informáticos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jul/02 2:52 AM
Edición impresa

El proyecto de Documento Nacional de Identidad (DNI) digital, presentado hace apenas dos meses por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en colaboración con el Ministerio del Interior, contará con uno de los esquemas de identificación más fuertes, según indicó ayer en la Universidad de Verano de Adeje la profesora titular de Estadística, Investigación Operativa y Computación de la Universidad de La Laguna (ULL) Pino Caballero Gil.

El Documento Nacional de Identidad electrónico servirá, entre otras cosas, para renovar el pasaporte sin salir de casa, matricularse en la universidad o pagar impuestos. Tendrá un aspecto casi similar al de una tarjeta de crédito y se distribuirá junto con un lector que permite conectar la tarjeta con el ordenador personal y certificar así la identidad del usuario cuando éste navegue por Internet y realice operaciones "on line".

Pino Caballero comentó que este proyecto dará un salto de seguridad en los niveles de protección de los datos personales, habida cuenta de que las habituales contraseñas tan extendidas en el uso de los ordenadores personales son realmente muy vulnerables.

El desarrollo informático de este carné digital, que ya está casi concluido y que comenzará a funcionar a partir de 2004, será una tarjeta que probablemente utilizará claves de encriptación de 2.058 bits en lugar de los 1024 actuales, y consideradas por tanto prácticamente irrompibles.

Diez países

La profesora indicó que este año ha aumentado en un 30 por ciento los ataques a sistemas informáticos procedentes del exterior, porcentaje que se prevé que se repita en años sucesivos. El 80 por ciento de los ataques proviene tan sólo de diez países, entre los que se encuentran Estados Unidos (con un 40 por ciento del total), nación a la que siguen Corea del Sur, Taiwan, Italia y Francia.