JUAN JESÚS AYALA EN EL CAMINO DE LA HISTORIA

Lazos amarillos

Edición impresa

L os lazos amarillos en Cataluña han reaparecido tras motivaciones políticas nacionalistas reivindicativas, además , como protesta por la prisión que padecen ciertos políticos catalanes . Lazos amarillos por todos lados, en las fachadas de edificios públicos, copas de árboles, en las playas intercalados con cruces del mismo color; lazos amarillos en las barandas de las aceras, en los sillones del parlamento catalán , en las solapas de la chaqueta de la gente y en todos aquellos escenarios propiciatorios para la reafirmación de la conciencia nacionalista de Cataluña.

Y ante lazos amarillos con su simbología, emergen otros símbolos enmarcados en banderas españolas enarboladas por partidos representados por políticos que están totalmente en contra y que de alguna manera lo que invocan, como contraste, es un nacionalismo español que es tan viejo como la constitución de 1812, donde nació y se reafirmo.

Pero el lazo amarillo tiene su historia, que no es nueva, puesto que para aquellas mujeres que están afectadas de endometriosis y sus familias, en el día mundial de esa enfermedad femenina, se exhibieron en su honor. Sin embargo, una de las más conocidas reivindicaciones proviene de la canción tradicional inglesa "She Wore a Yellow Ribbon" (Ella llevaba un lazo amarillo) que se dio a conocer de distintas maneras a lo largo de cuatro siglos y que llegó a los EEUU a través de los colonos ingleses.

En Alemania, por ejemplo, se emplea como apoyo a las fuerzas armadas. En Australia el grupo Save Albert Park(Salvemos el Albert Park) colocó lazos amarillos en los árboles en señal de protesta y solidaridad con los afectados por los incendios forestales ocurridos en 2009 en el estado de Victoria. En Canadá se utilizaron durante la Primera Guerra Mundial y se mantuvieron hasta la Segunda como símbolo de esperanza de la vuelta de los soldados.

Y volviendo a Cataluña, la primera referencia conocida es el uso de escarapelas amarrillas durante la guerra de Sucesión en 1704, donde el virrey de Cataluña Francisco Antonio Fernández de Velasco y Tovar prohibió su uso partidista durante la guerra de Sucesión para evitar la publicidad del bando que las usaba, "creando discordias entre familias"

En España se volvió a utilizar en 2013 con motivo del día Nacional de la Espina Bifida, (enfermedad que consiste en que la columna vertebral del feto no se cierra); reapareciendo en 2017 por las entidades secesionistas Asamblea Nacional Catalana y Omniun Cultural, que pidieron hacer uso de esos lazos para reivindicar la liberación de políticos catalanes encarcelados.

En definitiva, los lazos amarillos encierran una simbología encaminada hacia la búsqueda de reivindicar una solución a un problema político como es el catalán y que se encuentra enfrente con otra simbología que no reivindica el nacionalismo catalán, sino todo lo contrario, cual es reafirmar el nacionalismo español

Es de desear que esta guerra de los lazos y de los símbolos desaparezca y se termine con una confrontación territorial que lleva siglos de latencia y de virulencia y que los políticos implicados tanto por un lado como por otro den la talla, si es que tienen altura suficiente, y eviten que se destruya la conciencia cívica de Cataluña.

Uso de Cookies: Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información