El Reino Unido traslada a la ONU el presunto envenenamiento por agentes rusos

Agentes de policía montan guardia fuera del hotel City Stay de Bow, donde se hospedaban los sospechosos rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov durante el ataque en Salisbury./FACUNDO ARRIZABALAGA (EFE)
Londres, EFE
eldia.es

El Reino Unido y Rusia se verán las caras hoy en una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU que ha solicitado Londres para denunciar el envenenamiento de cuatro personas en suelo británico con el neurotóxico Novichok, que atribuye a agentes secretos rusos.

Se espera que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del que son miembros permanentes ambos países, se reúna a las 15.30 GMT (11.30 hora de Nueva York), cuando los delegados británicos expondrán su versión de los hechos.

Tras varios meses de investigación, el Reino Unido identificó ayer a los presuntos autores del ataque contra el antiguo espía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo en Salisbury (suroeste inglés) como dos agentes del servicio de inteligencia militar de Rusia, el GRU.

Posteriormente, el 30 de junio, Charlie Rowley y Dawn Sturgess, una pareja británica, se intoxicó también accidentalmente, en la cercana población de Amesbury, con la misma sustancia, contenida en un frasco de perfume hallado en un contenedor, lo que resultó en la muerte de Sturgess el 8 de julio.

Rusia rechazó ayer las acusaciones de Londres y recordó que no es el único país que tiene las "capacidades técnicas", "la experiencia" y "los motivos" para el uso del agente nervioso conocido en Occidente como Novichok en Salisbury.

La Policía británica y la Fiscalía establecieron que los ciudadanos rusos Alexander Petrov y Ruslán Boshírov -posiblemente nombres falsos- fueron los presuntos responsables del envenenamiento de los Skripal con el neurotóxico, fabricado por el Estado ruso en los años 80 pero que actualmente poseen también otros países.

Tanto Scotland Yard como la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, facilitaron detalles minuciosos sobre los movimientos de los dos individuos tras su llegada al Reino Unido el 2 de marzo -dos días antes del ataque en Salisbury- y su partida de regreso a Moscú el mismo día del envenenamiento.

May afirmó en la Cámara de los Comunes que "casi seguro" la operación fue aprobada "al más alto nivel del Estado ruso".

Serguéi Skripal, antiguo agente del GRU, y su hija enfermaron supuestamente después de tocar la manilla de la puerta de su domicilio en esa población, que había sido contaminada.

La Justicia británica ha cursado contra los dos sospechosos una orden de detención europea, con fines de extradición al Reino Unido, en caso de que viajen a algún país europeo, pues Rusia, en virtud de su Constitución, no entrega a ciudadanos rusos.

El Gobierno británico convocó ayer al embajador de Moscú y adelantó que pedirá más sanciones internacionales contra Rusia, después de que en marzo ya expulsara a decenas de diplomáticos rusos del Reino Unido, lo que también hicieron otros países aliados.

Uso de Cookies: Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información