Elecciones
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer
ANTONIO MARTINÓN CEJAS CANDIDATO DEL PSC-PSOE A LA PRESIDENCIA DEL CABILDO DE TENERIFE

"Tenerife ha descubierto que CC no es de fiar"

Este socialista histórico considera que la Isla debe recuperar su liderazgo y habla de índices de pobreza, inseguridad ciudadana, desequilibrio sanitario o crisis de suministro eléctrico en el Sur.
21/may/03 7:27 AM
Edición impresa

Antonio Martinón afirma que en el desempeño de cargos públicos sólo se subió a un coche oficial durante una etapa, "mientras que otros lo están haciendo ininterrumpidamente desde 1979". Por eso no entiende que se diga que él representa el pasado, como cree que "se sacan las cosas de quicio" cuando se recuerda su época como gobernador civil. "Algunos aprovechan para airear un incidente que hubo entre policía y estudiantes, con un herido. Es verdad que así fue y la responsabilidad política era mía, como gobernador civil, pero ahí acaba. Cuando Luis Mardones era gobernador civil murió un estudiante, Javier Fernández Quesada, en las puertas de la Universidad y a mí no se me ocurre culparlo por eso". Antonio Martinón exhibe una dilatada experiencia política, "porque empecé pronto", dice. "Tengo un compromiso desde mi juventud y para mí la política no es un entretenimiento. Hay otros que se han subido al carro y la han asumido como una profesión. Me siento orgulloso de haber contribuido a democratizar el país y a forjar la convivencia democrática en Tenerife".

Antonio Martinón Cejas es un lagunero, nacido en el año 50, que ejerce profesionalmente como catedrático de Análisis Matemático en la Universidad de La Laguna.

De este hombre ordenado, pulcro pero austero, se puede decir que socialista histórico, no en vano, su participación en la política canaria se remonta a los albores de la democracia, donde ya desempeñó el cargo de consejero de Trabajo en la Junta de Canarias (1978-79) y desde 1979 a 1983, consejero en el Cabildo Insular.

Con la llegada del PSOE al poder, Martinón ocupó la vicepresidencia del Gobierno, con Jerónimo Saavedra de presidente, pero sus desavenencias le llevaron a renunciar. En adelante fue diputado del Parlamento canario, senador, gobernador civil y diputado a Cortes, hasta su retiro en el 2000.

?¿Qué lo ha movido a reaparecer en la escena política?

?Mis compañeros me lo pidieron y acepté porque tengo un compromiso con Tenerife, con esta tierra y con esta gente.

?¿Tan en peligro vio la Isla que decidió que había llegado la hora de actuar de una forma activa?

?Sí, porque percibo que la Isla va para atrás, sinceramente. Tenerife ha perdido fuerza y liderazgo. Tenemos un grave problema, con un 25 por ciento de familias malviviendo bajo el umbral de la pobreza; en cuanto a seguridad ciudadana, estamos claramente por detrás del resto de las Islas; existe un desequilibrio sanitario espectacular; padecemos un problema de suministro de energía eléctrica en el Sur de la Isla asombroso... La Isla va hacia atrás. Hay una indefinición sobre el futuro de Tenerife quizá como nunca hasta ahora, habíamos vivido. Y existe mucha incertidumbre. Mucha...

?¿Cree necesario rescatar viejas ideas, para algunos acabadas, de la justicia social o el reparto de la riqueza y dar un giro a la situación?

?Lo único que no está acabado son las ideas. Hay pocas ideas importantes en política que animen a las personas e impulsen la acción de Gobierno, si se quiere llevar a cabo una actuación que no sea ramplona. Por supuesto, para repartir dinero no hay que tener ideas, sólo dinero, pero para hacer que una Isla sea más justa, más equilibrada, más razonable, más respetuosa con la naturaleza, sí es imprescindible disponer de ideas.

?¿A Coalición Canaria se le han agotado el modelo y las ideas?

?En CC están nerviosos, y mucho, porque ya presienten, como un peligro cierto, la pérdida de su poder el próximo domingo en las urnas. Hay una ola inmensa en Tenerife a favor de un cambio y, por eso, los nacionalistas están practicando ese despliegue de medios publicitarios espectacular, diría que casi indecente, despilfarrando fondos públicos.

?Pero una cosa es la propaganda electoral y otra la conciencia.

?Por supuesto, a la hora de votar la gente es muy libre y, por eso, llamo a la responsabilidad individual de los tinerfeños para que depositen en la urna un voto socialista, porque es la forma de avanzar y progresar, de no quedarnos estancados. CC sí es el pasado y en los dieciséis últimos años el balance que presenta es negativo.

?¿Hace caso de las encuestas?

?Creo que no están reflejando el pensamiento profundo que hay en la Isla. Percibo que mucha gente quiere que las cosas cambien, pero se mantienen en silencio, porque CC ha logrado extender el miedo, tejiendo su red, y existe temor en la sociedad a expresarse libremente. Sólo hay una encuesta de verdad, la del día 25, y me remito a ella. Nosotros mantenemos la esperanza de obtener la mayoría y gobernar la Isla.

?¿Mayoría simple o absoluta?

?Mayoría.

?¿Qué supondría para el PSOE hacerse con el poder en el Cabildo y sumar un Ayuntamiento tan capital como el de La laguna?

?Ésa es nuestra esperanza y creo que supondría un paso importantísimo para la mejora sustancial de la Isla. Tenerife tiene grandes ca-rencias, debido a la situación política que estamos viviendo, y podemos hacer una aportación fun- damental de mejora política.

?¿Cómo analiza el actual espectro de partidos políticos?

?Pensamos que hay dos opciones: o siguen gobernando los mismos, o bien se produce un cambio y gobernamos los socialistas. Es decir, o continuamos con el retroceso de la Isla, o por el contrario cambiamos de rumbo y recuperamos el liderazgo de Tenerife.

?¿Qué es rescatable de aquella experiencia del 82?

?Entonces, la gente de la UCD salió corriendo y se produjo un vacío que llenó el PSOE, porque no había alternativa. Hoy, los socialistas somos la alternativa. Las elecciones se presentan en clave de disyuntiva: o continúan gobernando CC y sus socios del Partido Popular, o lo hace el PSOE.

?¿Pero el pacto casi natural entre CC y PP no actúa como una tenaza casi insalvable?

?Esa tenaza se puede superar. Es cuestión de ganar las elecciones.

?Plantéese un escenario de alianzas en el Cabildo.

?Nosotros queremos gobernar en solitario, pero tendiendo la mano a todos los partidos, porque el diálogo es fundamental y habrá que hacer un esfuerzo de consenso en los grandes temas de la Isla. Pero la responsabilidad de Gobierno sí que la queremos ejercer en solitario, sin tener que pactar con nadie. Eso lo decidirá el pueblo de Tenerife.

?¿Tan mal lo ha hecho CC?

?Basta con ver el problema energético del Sur. Creo que la sociedad ya ha descubierto que la gente de CC no es de fiar. Se delataron con el tendido de las redes de alta tensión a través de Vilaflor porque, cuando días antes el Gobierno de Canarias y el Cabildo sostenían que no había alternativas posibles, tras la manifestación del 23 de noviembre dieron marcha atrás. Dicen una cosa y luego hacen otra.

?El Gobierno afirma lo contrario y da el tema por zanjado.

?Pues ojo. Todavía existe el peligro de que se reponga la línea, porque los decretos que autorizaban ese trazado no se han derogado, sino simplemente han quedado sin efecto. Y me preocupa mucho la falta de respeto. Por ejemplo, CC trajo a unas personas de fuera, escenificando en plena campaña la reunión de un Foro Internacional de Expertos, y sólo para contar cosas que ya todo el mundo sabía.

?Usted insiste en la urgente necesidad de implantar los hospitales del Norte y el Sur, y los nacionalistas anuncian su construcción.

?Pero con CC no habrá hospitales de verdad en el Norte y el Sur. Ellos los siguen llamando hospitales, para engañar, pero la cirugía ambulatoria no es un hospital.

?Y los desequilibrios de la Isla, ¿en dónde los percibe?

?Pues, por ejemplo, en que los ciudadanos del área metropolitana se benefician de unas infraestructuras culturales que han costado más de la cuenta, un derroche, y también de buenas infraestructuras sanitarias, mientras el resto de la Isla carece de ellas. Por el contrario, el área Santa Cruz-La La-guna tiene unos pésimos servicios sociales, mientras son mejores en el resto del territorio, quizá porque hay un grupo importante de alcaldes socialistas que han impulsado ese tipo de políticas.

?¿Cómo es posible conciliar desarrollo sin crecimiento, sin un mayor consumo de suelo?

?Entramos en contradicción con las directrices. Da la impresión de que, por un lado, hay un gran vector desarrollista, exagerado, y, por otro, una parálisis también exagerada. Y sobre cómo diseñar el desarrollo futuro de la Isla tendremos que tras las elecciones.

?¿El Plan Insular de Ordenación del Territorio sería el instrumento?

?Creo que, después de dieciséis años de discusión, el PIOT ha nacido muerto, con indefinición en muchos temas y con soluciones muy discutibles en otros. Habría que trazar planes que abordaran las grandes infraestructuras de la Isla.

Y mientras la conversación languidece, Antonio Martinón imagina Tenerife como la gran capital europea de la cultura; pregunta si hemos hablado del transporte y repiensa el voto de los jóvenes, el verdadero motor del cambio.

ANTONIO MARTINÓN CEJAS CANDIDATO DEL PSC-PSOE A LA PRESIDENCIA DEL CABILDO DE TENERIFE